Skip to the content

La pintura mural

El mural fue realizado por el Pintor Jean-Pierre Geoffroy-Dechaume. Inaugurado el 9 de Agosto de 1952. En él se resalta, lo esencial y lo más importante de ambas culturas.

“Nuestro mural, ha atestiguado el paso de múltiples generaciones de estudiantes al día de hoy se conserva incólume para continuar con su cometido de embellecer el hall, ofreciendo a la comunidad el privilegio de disfrutar día con día una obra de tal magnitud".

Está localizado en la entrada principal del hall a mano derecha. En él podemos observar rasgos de la cultura francesa como es la vida campesina, en la que se distingue la agricultura, sus viñedos, sus tradiciones, sus danzas, su música, por otra parte la vida urbana: el teatro donde se destaca Molière, la ópera, la literatura, el arte, la ciencia, la medicina, sin dejar de resaltar sus monumentales castillos, la monarquía. Sobre el mundo contemporáneo, su industria así como su fuerza de trabajo.

En el friso inferior del fresco se reproducen los escudos de 15 provincias francesas.

En el plano izquierdo del mural, podemos observar rasgos de la cultura mexicana, la vida rural, sus mercados, sus danzas, su música. Las mujeres trabajando con el metate, el molcajete, ocupando un lugar especial el maguey, la charrería y muchas otras de sus innumerables tradiciones.

Se puede apreciar de igual manera la vida urbana, los universitarios, las artes como son: la radio, la fotografía, el periodismo y el cine. Notamos también la ciencia, la arqueología, y en el plano subyacente la Ciudad. No olvida hacer referencia al petróleo, y por supuesto el escudo mexicano con el águila y la serpiente.

Podemos notar un cierto paralelismo en la elaboración de este mural, que resalta los puntos comunes entre las dos culturas y otros significados ya evocados.

Debemos mencionar que este mural reviste gran importancia para la institución. Se ha restaurado en varias ocasiones, con el fin de preservar la plástica de la obra original y el concepto del autor.